Festiario

El proyecto de este blog era encontrar un bestario hacia dentro. Se repite decir que el tiempo de los exploradores se ha ido. Que no hay cimas que escalar, que no hay mares que descubrir (lo que es mentira, yo no conozco el Nevado Ojos del Salado, nunca me he bañado en el Índico), que el Atlantis ya no cruzará la capa de ozono.

Pero más importante que llegar más hondo o subir más alto, es mirar más adentro y pensar con más perspectiva. Hay una exploración interior pendiente. Hay una búsqueda de los sentidos, del encuentro latente, de lo que continuamente deviene y deja su rastro. La botánica nos dice que aún estamos frente a muchísimo trabajo por hacer. Sus cuentas pendientes son larguísimas, casi tantas como si fuese un animal más, imposible de medir. Con esa intención fue creciendo un festiario, una recopilación de animales reales, interiores y exteriores.

Este blog sigue en crecimiento, aunque su periodicidad es dilatada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Palabra. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s